Modernización empresarial, la factura electrónica

hosting_pequeñaNo se puede jugar un mundial de fútbol en una cancha de tierra en estos días, de la misma manera un sector económico que no actualiza su sistema de facturación, como la factura electrónica, no puede pretender pensar en funcionar bien en un mundo globalizado.

Esta es la razón por la que nuestro país decidió, hace ya más de 10 años, implementar la factura electrónica, para modernizar y facilitar esta gestión en todas las empresas. Ahora es difícil encontrar a alguna organización empresarial que no utilice la factura electrónica, de hecho, muchos países de la zona han emulado la iniciativa de Chile, esto debido a los buenos resultados que ha traído.  Pero:

¿Qué es una factura electrónica?

La factura electrónica se puede entender como un documento de carácter legal, válido como medio de respaldo de las operaciones comerciales entre contribuyentes, básicamente. Se debe recordar que esta modernización de la factura viene a reemplazar a su antigua versión en papel.

El facturador electrónico permite que el contribuyente actúe como emisor y receptor de Documentos Tributarios Electrónicos (DTE), entre los cuales podemos encontrar, además de la factura electrónica como tal: notas de crédito, notas de débito y guías de despacho.

Este documento electrónico va validado por una firma digital del emisor, y su validez o para confirmar su autenticidad, se puede acceder a la página del Servicio de Impuestos Internos (SII), es en la página del SII también donde se autoriza la numeración del DTE.

Existen dos alternativas de sistema de factura electrónica, uno gratuito y uno propio o de mercado. El primero está desarrollado, obviamente, para no discriminar a ningún ciudadano que deseen realizar trámites del tipo DTE, y así cumplir con todas las normativas legales, por su parte, el sistema propio permite desarrollar un software personalizado.

Article written by